domingo, 18 de noviembre de 2012

dog soldiers



y, a medianoche, Hitch abrió una botella. al rato estábamos allí. yo y yo. antes, vuelta a la manzana con Charlie, mi perro, orinando sobre calles meadas. travoltas fuera de lugar. treintañeras pintadas rollo pillar el último tren. y gayers, con sus cosas. congoja y desazón envuelta en sonrisas de sábado noche. ya mañana penitencia y, además, ganó el real madrid. ahora, de nuevo aquí, no hay porno en el plus. ponen goles. he ahí la nueva realidad, muebles sin brillo en casas de fantasía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario