sábado, 15 de octubre de 2011

follow the white rabbit





Eso hacía el nodemasiadoviejoparaeso que se masturbaba, a mediodía, a diez metros de la rubia guiri que sobre el césped del Retiro ejercitaba sus abdominales. Imagen muy bingueros. Mientras, Charlie, mi perro, trataba de montarse a una pastora alemana (perra que no bávara rural) cinco veces mayor que él. Equidistantes entre ambas estampas una pareja de mormones con sus camisas blancas y caras de zangolotinos repartiendo pasquines salvadores. Sólo faltaba El Bosco recreando la escena. Tríptico de las Tentaciones 2.0. Con el cigarro en la boca me debatía entre alertar a la rubia o continuar en modo voyeur on. Charlie me preocupaba menos, la perra se dejaba frotar indiferente la cadera como esos toros que se dejan picotear y limpiar por los pájaros que se posan sobre sus lomos. La controversia se resolvió cuando la deportista se dio cuenta de que estaba siendo usada como playmate 3D y echó a correr dejando al del manubrio atrás que una cosa es caminar y mascar chicle y otra correr y masturbarse.


Siguiente parada, el Bernabeu. Unos son partidarios de ir al psicólogo, a misa o comer la oreja de su mejor amigo cuando reciben la visita de la depre. Prefiero ir al fútbol. Ahí sentado en medio de otros cien mil enfermos todos los problemas se reducen en uno. Árbitrojoputa. En mi caso otro más, la señora, pipera y obesa, que aposentaba su orondo culo en su butaca y parte de la mía. Deberían vetar la entrada de mujeres en los campos de fútbol. No queda bonito verlas ahí atacadas por un juego que no acaban de comprender. En fin. Árbitroquemaloqueres y biba el real mandril. Lo malo de esta terapia es su duración, noventa minutos y, vuelta, sin remisión a ese come come interno. Raca raca que Don Draper consigue sanar. Mentiras. Verdades. Huida hacia la nada. Incoherencias. Y, siempre, nicotina y alcohol.



1 comentario:

  1. "Deberían vetar la entrada de mujeres en los campos de fútbol. No queda bonito verlas ahí atacadas por un juego que no acaban de comprender." MUY feo!

    ResponderEliminar