jueves, 14 de abril de 2011

run, run, run


- Caramba -dijo el ratón-, el mundo se hace cada día más pequeño. Al principio era tan grande que me daba miedo. Yo corrí y corrí sin parar y me alegré de ver por fin las paredes lejanas a un lado y a otro. Pero esas largas paredes se han estrechado tan deprisa que ya estoy en el último cuarto, y ahí en el rincón está la trampa en la que tengo que meterme.

- Solamente tienes que cambiar de dirección -dijo el gato, y se lo comió.



(Una pequeña fábula, F. Kafka)

No hay comentarios:

Publicar un comentario