miércoles, 2 de febrero de 2011

Mondo primate


Pobre Bisbal, suelta en twitter que “nunca se han visto las pirámides de Egipto tan poco transitadas, ojalá que pronto se acabe la revuelta” y ya le han puesto la cara colorada. El de las bulerías lo que quiso decir es que el turismo es la principal fuente de ingresos en Egipto y que está siendo gravemente afectada por la revolución de los jazmines con los riesgos que eso supone. No es más que un tweet, pero no, leña al mono que es de goma. Lo de las revoluciones da una pereza enorme, cambiar el mundo para que vuelva a quedar igual. O como explica Nicolás Sánchez Dávila, ese genio reaccionario, “nada enternece más al burgués que el revolucionario de país ajeno”. Leo que algunos integristas se la han tomado con el Museo Egipcio de El Cairo por eso de que antes de Alá no hubo nada y, lógico de toda lógica, hay que destruir todo lo referente a los faraones. Dice el Ministro de Antigüedades que “la cosa pudo ser peor porque los muy idiotas destruyeron la tienda del museo pensando que ya estaban en las salas del mismo”.



Más noticias de monos, se conmemora estos días el primer viaje al espacio de un chimpancé, Ham. Se lo llevaron de Camerún a US de A y de ahí a darse un garbeo de dieciséis minutos por el espacio. Tuvo más suerte que muchos de sus congéneres, volvió sano, eso sí, cansado y deshidratado. De ahí a Carolina del Norte a pasar el resto de sus días encerrado en un zoo.


Otro mono objeto de experimento fue Nim, un bebé chimpancé arrebatado a su madre para ponerlo en manos de una familia humana de adopción con la idea de criarlo como a un niño pequeño. El objetivo era comprobar si podría llegar a comunicarse con los humanos y comportarse como uno más. Ir a clase, fumar un porro…lo normal. Psicología del comportamiento, USA y años 70, mala combinación. Se estrena este año un documental, Proyecto Nim, de James Marsh, director de Man on Wire (si no la has visto estás perdiendo el tiempo), contando la historia de este chimpancé que seguro dejará a los humanos a la altura de los babuinos.

3 comentarios:

  1. Bisbal es un buen ejemplar del famosete: archiconocido gracias a la televisión, perfectamente ignorante, absolutamente petulante.

    Admito que he comprobado si lo que dices de Nim era cierto, porque cae de lleno en la ley de Poe.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesantes tus comentarios, amigo, y la cita que pones de burgueses y revolucionarios me parece brillante. El tweet de Bisbal parece más una ingenuidad que otra cosa, pero teniendo en cuenta el reto peliagudo y fantástico que sería establecer un régimen democrático en un país árabe, resulta imprudente. Nada que ver, a mi juicio, con el tweet de Vigalondo, porque él conoce de sobre cómo funcionan las redes y la trascendencia de lo que diga un lider de opinión, y decir que el Holocausto fue un montaje es una pasada. Saludos bloggeros

    ResponderEliminar
  3. saludos blogueros????? pero peroperopero ashgfrhkjgdugdnldnd

    ResponderEliminar