martes, 22 de junio de 2010

Apaloossa en el portal

Otro vecino raro fue Viggo Mortensen, has leído bien, sí, Alatriste. El piso (y terraza ) contiguo al mío lo suelen alquilar a guiris de paso por Madrid y durante gran parte del 2009 fue el actor danesneoyorquinobonaerense el agraciado en ser mi vecino. La primera vez me pareció que el nuevo vecino era un estibador polaco peligroso y con mala leche al ver que no sólo no respondía a un simple “hola” en el descansillo sino que se mostraba arisco escondiendo la cara bajo una larga cabellera. La segunda vez que nos cruzamos, además de hacerse amigo de Charlie, mi perro, me pareció reconocer en el estibador al protagonista de Promesas del Este vestido con la camiseta del San Lorenzo de Almagro. El eco de las risas de Lady Mirinda después de comentárselo aún retumba por las esquinas de Chueca. Hasta que, arrebolada tras cruzarse con él, me lo confirmó. Otro tipo raro, con la pasta que gana, qué pinta en un ático de mil lereles al mes por muy agraciada que sea la terraza? Allá cada cual, eso sí, verlo bajar por las escaleras desde el cuarto tratando de no cruzarse con vecinos tenía su gracia. El tipo abría la puerta, ojeaba sigiloso por el descansillo y si no había vecinos en la costa salía corriendo escaleras abajo. Cada uno tiene sus paranoias, supongo que la suya tiene que ver con no ser reconocido. Con lo que no contaba era con Carmen, la octogenaria del tercero y su manía de esperar al paso de alguien por su puerta y dar la chapa con los problemas de inseguridad y demás chácharas tipo de los portadores de la tarjeta dorada. Hilarante subir por las escaleras y encontrarte en el descansillo a Carmen quejándose de la suciedad del contenedor al mismísimo Aragon con cara de qué he hecho yo para merecer esto y ella, of course, sin tener ni idea de con quien hablaba. Pasar desapercibido y ser uno más es lo que tiene, no firmas autógrafos a niñas histéricas o frikis de los anillos pero te toca aguantar a Carmen. No sé que es peor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario