miércoles, 28 de abril de 2010

Al acabar, tirar de la cadena

Unos chinos dicen haber encontrado el Arca de Noe en Turquía, eso sí es un trabajo divertido, disfrazado de Indiana Jones en busca de una barca de madera milenaria. No me imagino al señor Noé construyendo una chalupa donde meter a todos los animalitos para salvarlos de un aguacero estratosférico del que le avisó Yahvé durante el sueño de una noche de verano. Como argumento de una peli de Disney mola cantidubidubidá, ahí salvando jirafas, osos y leones todos campeones. Dentro de unos meses nos contarán que la barca no era la de Noé sino de los hermanos Tuncay, Memeth y Omar, pescadores ellos, que la abandonaron en el Mar de Aral aburridos de lanzar el anzuelo y no pescar ni un esturión.

En fin, cosas de chinos, éstos al menos están en el monte Ararat y no molestan, a ver si toman nota los simpáticos de ojos rasgados que tengo por vecinos en el edificio de enfrente. No se estila entre ellos el uso del WC, paqué perder el espacio de un habitáculo con una bañera, pila y tacita donde se pueden meter a otros nueve primos a dormir. Total, ducha no necesitan y para evacuar está la calle. Enternecedor verlos mear contra la pared mientras entras en el portal, qué decir de esos mojones que adornan la acera entre bolardo y bolardo. Puro arte conceptual en el centro de Madrid. Y en esas aparece el barrendero por el barrio para darle el punto cañí cuando a la pregunta de si no piensa recoger los lindos mojones responde con toda la normalidad que “cómo voy a recoger esa mierda, si huele fatal y no tengo donde echarla, ya cuando llueva se diluye”. A veces uno desea transmutarse en el sheriff Lou Ford. Esperando que eso ocurra me froto los ojos por no rascarme el escroto mientras compruebo en el DNI que resido en Madrid, no en Brazzaville.

Para redondear la semana trash leo el último de Palahniuk con su habitual mix de sudores y eyaculaciones, divertido y repugnante por igual; no cometas el error de leerlo mientras comes, si lo que tragas es una paella grasienta de menú a diez euros corres riesgo de arcada entre tropezón de pollo y mejillón.

2 comentarios:

  1. Chinos...... Uhmmmm
    ¿Alguien vio alguna vez un cementerio de chinos?
    Y, ¿qué decir de la población de felinos en dos kilómetros a la redonda de sus "restaurantes"?
    ¿Alguna vez viste alguno?
    ¡Felicidades! Compra un cupón...

    ResponderEliminar
  2. Manolo, inmaculado. Ya pensé que te habías cansado, pero veo que estás en forma.

    kons, un placer leerte y saber que todo parece estar bien.

    Un abrazo a ambos.

    ResponderEliminar