sábado, 24 de octubre de 2009

Las tres son las dos


Despedida, después boda y, anoche, de postre, cena gastronómicoleonesa en casa del Loco. Resultado, tres resacas en tres semanas, pleno al quince. Resaca, malestar que padece al despertar quien ha bebido alcohol en exceso, la RAE dixit. Deberían sustituir ese al despertar por al día siguiente y añadir al alcohol otras sustancias.

Resaca' schedule

09.15 Charlie J, mi perro, me despierta con cara de me meo.
09.16 Ainsss....qué hora es? A qué hora me acosté ayer? Esta es mi cama no? Al menos no me olvidé a Charlie J por ahí.
09.17 Otro día echado a perder antes de salir de la cama.
09.30 Vuelta a la manzana sorteando vomitonas, botellas y vasos de tubo. Café y croissant a la plancha en el Yakarta leyendo El Mundo del día anterior.
10.00 Intento frustrado de volver a dormir.
10.59 Esemese a Lady Mirinda que está por el Caribe reportajeando a modelos negrita. Otro mensaje múltiple anulando el aperitivo en mi casa, propuesto la noche anterior en esos momentos de exaltación de la amistad.
11.00 Levantar el cuerpo del sillón y llevarlo con un Acuarius de litro hasta el Parque de París acompañando a Charlie J, que no tiene porque pagar por mis pecados. Encender un cigarro, toser, arcada y mareo.
12.30 Atorado por el sol, el sueño y el dolor de cabeza volver a casa a punto de sudar frío. En la frutería de la calle Fernando VI comprar dos tomates raf, un ajo y un limón, con que fin no lo sé. Como el siguiente local es la Librería Antonio Machado, entro y salgo con menos dinero.
13.00 La cerveza para superar la resaca y vuelta al sillón, a vegetar hasta la hora de comer.
16.00 Siesta viendo la Premier League en La2, juega el Tottenham, el de los judíos de Londres y el que me gusta a mi.
!8.00 A la calle a tomar el aire con el canino.
20.00 Sestear con un vino viendo el mal juego, otra vez, del Madrid.
23.30 Bajar a Séptimo Arte, el videoclub de la Calle Hortaleza. Como no estaba Jackie Brown pillar la de Joy Division. Vuelta a casa, evitando las mismas cuatro potas que siguen ahí desde esta mañana porque no hay dinero para limpieza pero si para los del mono amarillo fosforito que me han multado otra vez por aparcar en carga y descarga, observando las hordas nocturnas peleando por aparcar, cenar, tomar una copa. Todos vestidos de sábado noche. Que pereza.
01.00 Colgar la entrada, y, antes de pulsar el play, preparar un gin tonic...para algo sirvió el limón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario