sábado, 12 de septiembre de 2009

Pasa la vida


sonámbulo:

1. adj. Dicho de una persona: Que mientras está dormida tiene cierta aptitud para ejecutar algunas funciones correspondientes a la vida de relación exterior, como las de levantarse, andar y hablar.

Yo, como Bartleby, "preferiría no hacerlo". En el idioma de mi papi, menos prosaico, champion ligui del mínimo esfuerzo. Dos semanas en punto muerto, entre escéptico e indolente. Mis constantes vitales, sintetizadas, se reducen a:

- Trabajar lo menos posible.
- Saborear la mantequilla del croissant recién hecho del desayuno.
- No saborear el menú grasiento del mediodía mientras disfruto con Charlie Parker, Louis y Angel.
- Encontrar en el menor tiempo posible el sitio más cercano a mi casa donde abandonar el coche.
- Peregrinar al Parque de la Audiencia con Charlie Jalisco, mi perrito, vadeando las zanjas del tragicómico dueto Gallardón&Plan E.
- Comprar unas cervezas en la Panadería de Antonio hablando del tiempo, el Madrid de Florentino y la vida social de San Lorenzo, nuestra calle. 
- Pimplarme las cervezas en la terraza viendo como el sol se despide de los tejados rojos de Madrid.
- Regar las plantas.

El viernes, temerosos de hacernos acreedores de la tarjeta dorada prematura, Lady Mirinda and me, optamos por salir a cenar. Chachipirulijuanpelotilla. Ducha, camisa y a la calle. 

Primer obstáculo, donde ir. La idea está clara. Agradable, bueno y cercano, Manduca de Azagra, Taberna Siciliana, incluso Assiana Next Door. Siguiendo la tradición no reserva, no sitio. Toca elección entre mediocres cercanos, no es plan alejarnos del barrio, vete tu a saber. Puccinela, el marroquí de la calle Farmacia, brasileño de Liberatd, vietnamita de Manuela Malasaña o fábula multicultural por el estilo. Pues al Lunio, está debajo de casa y además son amigos. Más vale malo conocido.

Segundo problema: los camareros amigos no están. Nos enfrentamos a la realidad. El servicio y España, un revuelto de Gracita Morales y Pepón Nieto, caspa y modelnigay. Viva Epaña y olé.

Problema fundamental o nudo gordiano. Beber y comer versus deporte y bífidus activo para facilitar el tracto intestinal. Ganan los primeros, los malos. Que gran foie se haría de mi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario