jueves, 6 de agosto de 2009

Wilkomenn


The Chemical Brothers - The Golden Path (feat... por EMI_Music

Me llamo Manolo y hoy empiezo este blog. ¿Razones? Todas y ninguna. Tengo 34 palotes, no tengo hijos ni he plantado un árbol ni hay perspectivas de ello así que este blog será mi legado a la bipolaridad. Soy gallego, de pueblo, vivo en Madrid y lo que más me gusta es reír, el vino, mi perrito, el licor café, dormir, el gintonic, algunos libros, pelis, discos y series, fumar, volver a dormir, el sol, women, Lady Mirinda que es la mía y, sobre todo, rascarme los sobacos. Todo lo demás no me gusta y además me da pereza.


Es 6 de agosto, mañana es mi cumpleaños feliz y estoy trabajando, ergo, aburrido y apesadumbrado. No por agosto ni por cumplir 35 que ya es la mitad de 70, sólo por estar aquí sentado delante de un PC preguntándome que pinto en medio de esta oficina, o cualquier otra, que todas son iguales. Es una pregunta que me hago todos los días desde que cotizo a la Seguridad Social ¿Respuestas? Múltiples y de todos los colores, las más habituales son un compendio de éstas:

- Tengo que pagar el alquiler y los vicios, versión mejorada del clásico lema paternal “hijo, el dinero no cae del cielo”.
- Nunca quise ser nada, ni bombero torero, ni astronauta, menos aún ingeniero de de montes o apicultor.
- La culpa la tiene Adán por comerse la manzana y Eva por ofrecérsela.


Trabajo en una multinacional, en RRHH, como Responsable (¿?) de Recursos Humanoides del centro y de los sesenta bípedos asalariados con los que comparto ocho horas cinco días por semana haciendo que hago entrevistas, contratos y despidos además de todas esas estrafalarias actividades de cuadros de mandos, descripción de puestos, comunicación interna, EPDP’s, evaluaciones y demás estrambóticas funciones que ni me van ni vienen ni sé que son ni para que sirven ni intención de saberlo.


Mañana me voy a Galica a pasar unos días y coger unos kilos. También me gustaría decir que voy a desconectar del trabajo. Queda bien decir eso que estás estresado, hasta Carmen, la solterona gordita de la recepción, pone cara de fatiga intelectual al comentarlo. Pero, requisito previo del estrés laboral, es que te importe tu trabajo o al menos que te lo tomes en serio. Lo que no es mi caso…ni pinta que vaya a ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario